Proyecto piloto: los tiempos de viaje en la carrera 7 se han reducido hasta en 17 minutos

La Secretaría Distrital de Movilidad ha lanzado una prueba piloto en la carrera Séptima con el objetivo de mejorar la circulación para miles de usuarios que utilizan este importante corredor vial diariamente. Esta iniciativa ha logrado reducir los tiempos de viaje de los ciudadanos.

 

Detalles del Piloto

 

El piloto se implementa en tres tramos:

  1. Entre las calles 183 y 188.
  2. Desde la calle 116 hasta la calle 153.
  3. Entre las calles 72 y 106.

 

Las intervenciones se realizan durante la hora pico de la mañana en los dos primeros tramos, y tanto en la mañana como en la tarde en el tercer tramo.

 

“El piloto busca aumentar la velocidad de circulación y reducir los tiempos de viaje en estos tres tramos, mediante la regulación y agilización del tráfico a cargo del Grupo Guía y los Agentes Civiles de Tránsito y Transporte”, explicó Jhon González, subsecretario de Gestión de la Movilidad.

 

Resultados del Piloto

 

  1. Tramo 1 (Calle 183 a 188, mañana): La velocidad aumentó en un 40% y los tiempos de viaje se redujeron en un 28%, disminuyendo de 7.3 minutos a 4.2 minutos (una reducción de 3.1 minutos).

  2. Tramo 2 (Calle 116 a 153, mañana): La velocidad mejoró en un 29%, y los tiempos de viaje disminuyeron en un 45%, pasando de 18.9 minutos a 11.8 minutos (una reducción de 7.1 minutos).
  3. Tramo 3 (Calle 72 a 106, mañana): La velocidad aumentó en un 35% y los tiempos de viaje se redujeron en un 26%, con una disminución de 6.6 minutos. En la tarde, la velocidad mejoró en un 15% y los tiempos de viaje en un 10%, reduciéndose de 26 minutos a 19 minutos.

 

Según Jhon González, "antes de la implementación del piloto, el trayecto en la avenida carrera 7 desde la calle 188 hasta la calle 72 en sentido norte-sur tomaba aproximadamente una hora y 10 minutos en la hora pico de la mañana. Gracias a esta medida, los tiempos de viaje se han reducido hasta en 17 minutos". 

Perspectiva a Futuro

 

Los resultados obtenidos hasta ahora han sido tan positivos que la Secretaría Distrital de Movilidad planea continuar con la implementación y mejora continua de esta intervención de manera indefinida, garantizando una movilidad segura y eficiente en este vital corredor vial.

 

La carrera Séptima, con una longitud aproximada de 23.7 kilómetros, maneja un tráfico considerable: el transporte público realiza aproximadamente 110,400 viajes/hora en la hora pico de la mañana, mientras que el transporte privado (automóviles, motos y taxis) efectúa 37,800 viajes/hora, lo que provoca congestión y supera la capacidad de las vías en algunos sectores.
 

La reducción de los tiempos de espera en el tráfico vehicular mejora la calidad de vida de las personas de varias maneras significativas:

 

  • Más Tiempo Libre: Menos tiempo en el tráfico significa más tiempo para actividades personales, familiares y de ocio, lo que contribuye a un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal.

 

  • Menos Estrés: La reducción de los tiempos de viaje disminuye el estrés asociado con la congestión vehicular, mejorando el bienestar emocional y mental de las personas.

 

  • Mayor Productividad: Al llegar más rápido a sus destinos, las personas pueden dedicar más tiempo a actividades productivas, tanto en el trabajo como en la vida personal.

 

  • Mejora en la Salud: Menos tiempo en el tráfico reduce la exposición a la contaminación del aire y el ruido, lo que tiene beneficios directos para la salud física. Además, un menor estrés contribuye a una mejor salud mental.

 

  • Ahorro Económico: Reducir los tiempos de viaje también significa un menor consumo de combustible, lo que se traduce en ahorro de dinero. Además, se reducen los gastos asociados con el desgaste del vehículo.

 

  • Mejoras en la Movilidad Urbana: Una circulación vehicular más eficiente facilita el desplazamiento por la ciudad, lo que beneficia a toda la comunidad, incluyendo servicios de emergencia y transporte público.

 

  • Incremento en la Seguridad Vial: Menos tiempo en el tráfico puede reducir el riesgo de accidentes, ya que hay menos congestión y conductores menos frustrados.

 

  • Impacto Ambiental Positivo: Una reducción en los tiempos de espera implica menos emisiones de gases contaminantes, contribuyendo a una mejor calidad del aire y un entorno urbano más limpio y saludable.

 

En resumen, la reducción de los tiempos de espera en el tráfico vehicular no solo mejora la eficiencia del transporte, sino que también tiene un impacto positivo amplio en la salud, el bienestar, la economía y el medio ambiente de las personas.

Fuente: Alcaldía Mayor de Bogotá.

Viernes, 17 de mayo de 2024.